Lorca y Dalí de estreno en la Gran Vía

Por | 7 agosto, 2014 | 0 comentarios

Lorca y Dalí

Corría el año 1927. El 12 de octubre Lorca estrenaba en el Teatro Fontalba de la Gran Vía su obra “Mariana Pineda”, dedicada a la heroína liberal granadina. Estrenos anteriores del autor no habían sido bien acogidos por la crítica ni por el público. Este era pues, un momento decisivo en su carrera.

Y quiso Lorca apostar sobre seguro reclutando a un joven artista para que se ocupase de la escenografía y el vestuario. No era otro que Salvador Dalí, a la sazón un joven pintor de 23 años, gran promesa de la vanguardia, que prometía hacer unos decorados que causaran admiración.

Decorado extraído del libro

La colaboración resultó un éxito: Lorca enseñó a Dalí cómo era el ambiente de Granada a principios del siglo XIX, sugiriéndole escenarios de formas estilizadas que el genio ampurdanés supo plasmar a la perfección. Tanto destacó su trabajo que el autor decidió subtitular la obra “Romance popular en tres estampas” para subrayar la importancia del decorado cuyas curvas, colores y líneas fueron calificadas por el crítico Sebastià Gasch como “Sinfonía total, orquestación constante.

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*